Carlos Gardel Tango Show

Allá por el año 1915, justo un año antes del estreno de La Cumparsita, Buenos Aires vió nacer un lugar increíble, el subsuelo art nouveau de la Galería General Güemes.

Nada más y nada menos que tres mil metros cuadrados destinados al tango y a las artes de la ciudad. El edificio que lo contiene marcó una etapa icónica en el crecimiento de Buenos Aires.

Durante mucho tiempo fue el punto más alto del país hecho por el hombre. El faro encendido en su cúpula a 87 metros de altura servía de referencia a las embarcaciones del Río de la Plata. Los curiosos esperaban su turno y pagaban veinte centavos para subir hasta el mirador con telescopio y contemplar desde allí el crecimiento de la capital.

Hoy este palacio que aún nos asombra alberga dos imponentes escenarios del Tango:

EN TEATRO CARLOS GARDEL es posible ver desde los antiguos palcos, casi privadamente, un espectáculo que reúne a grandes figuras del tango. En cuanto al salón, pensado para disfrutar, mirar y ser visto, es ocupado por visitantes de todos los países, aficionados a la música y enamorados del buen gusto. Con frecuencia el teatro-restó es marco de importantes reuniones privadas.

El otro escenario es Astor Piazzolla y puedes ver sus características aquí: Astor Piazzolla Tango